viernes, septiembre 20, 2013

"La politica seria distinta con más scouts en ella"

Correa: "La política sería distinta con mas scouts en ella"

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, en una sala colmada con más de 350 jóvenes y adultos scouts de todo el continente, inauguró en la ciudad de Buenos Aires la 25ta conferencia de ese movimiento. 

"Es claro que necesitamos más scouts en el mundo y no es suficiente el voluntariado, hace falta el apoyo del sistema público a los movimientos juveniles que son la mejor alternativa para enfrentar flagelos como la droga, la deserción escolar y el embarazo adolescente", dijo Correa.

Durante su discurso el mandatario recordó su infancia y adolescencia como scout, una experiencia que -dijo- "le marcó su vida".

"Hace ya 35 años ocurrió en Guatemala un evento similar a esta conferencia y participábamos dos jóvenes de Ecuador, uno de ellos tenía 15 años y es el actual Presidente de la República", contó.

Correa destacó además que en su gobierno "hay muchos funcionarios scouts, trabajamos día a día para dejar este mundo un poquito mejor de como lo encontramos siguiendo los principios del movimiento".

Entre los asistentes estuvo Konrad Actan, de 22 años, delegado scout de Surinam que participa del movimiento desde que tenía ocho.

"El scouting es mi vida, aquí no puedo entender mucho lo que hablan pero sí los sentimientos, porque son los de todos los scouts", dijo.

Para Konrad el scoutismo es un "trabajo de 24 horas", gracias al cual aprendió, entre otras cosas, "cómo sobrevivir, actuar en una emergencia o ayudar al otro, que es el espíritu del movimiento".

Ana Gabriela Mori Quiñones, de 17 años, vino desde Perú y destacó que "es la primera vez que salgo del país como scout, es un gran orgullo estar representando al mismo tiempo a mi apellido, a mi familia, a mi escuela y a los scouts del Perú".

Ana pertenece al movimiento desde hace siete años y tiene muy grabada su primera reunión.

"El primer día que fui scout me rompí la muñeca en un juego. Mi mamá no quiso saber nada con que volviera, y tuve que dejar durante un año porque no podía mover la mano; pero una vez que terminé la rehabilitación volví, porque me enamoré de los scouts", sostuvo.

En estos años cruciales para su crecimiento, la joven evidenció su claridad para saber cual fue el aporte del movimiento scout a su vida.

"Los scout me ayudaron mucho a desenvolverme, y eso es muy importante para mí, que en el futuro quiero ser periodista", reflexionó.

Entre los delegados argentinos estuvo Franco Faustin, de 19 años, quien sostuvo que el scoutismo le "cambió la vida".
"Soy scout desde los siete años, pero hace dos viajé a un campamento en Suecia y me di cuenta de que todo lo que hacía en mi comunidad también se hacía en el resto del mundo, y que compartía cosas con gente de países que ni sabía que existían", recordó.

El joven consideró que si no fuera scout "sería alguien totalmente distinto, por ahí un sábado estaría tirado durmiendo y no me importaría tanto ayudar a las personas".

Para el presidente de la Asociación Scouts de Argentina, Gerardo Mattei, "es un orgullo que el país sea por segunda vez anfitrión, como en 1988".

Mattei explicó que en cada una de las conferencias, que se realizan cada tres años, "se fijan las políticas para el próximo período en toda la región scout".

Respecto a la presencia de Rafael Correa en la apertura de la Conferencia, reveló que la iniciativa fue de los scouts de Ecuador, que conociendo el pasado scout del presidente, lo invitaron a acompañarlos.

"Es mi tercera conferencia y no recuerdo otra en la que haya asistido el presidente de un país; la participación de Correa es muy importante, jerarquiza el evento", consideró.

De la Conferencia Scout, que finalizará mañana, participan 370 delegados de 32 países, quienes representan a los 7 millones de miembros que tiene el movimiento en todo el continente americano.

Estuvieron presentes, además, la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal y los presidentes del Comité Scout Mundial, Simon Rhee y su par del Comité Interamericano Michael Bradshaw.

El evento, inaugurado hoy en "La Usina del Arte" del barrio porteño de La Boca, forma parte de una serie de actividades que el movimiento lleva adelante desde el lunes en Buenos Aires, que incluyeron el 4º Foro Scout Interamericano de Jóvenes y el 1º Simposio Interreligioso en pos de "un camino hacia la paz".

El Movimiento Scout agrupa a 28 millones de jóvenes de 15 a 24 años de todo el mundo -en Argentina hay 60.000, que forman parte de 980 agrupaciones-, y  su misión es desarrollar un programa educativo en valores para que desarrollen sus capacidades en defensa del medio ambiente y la construcción de la paz.

https://www.youtube.com/watch?v=uNX-U1k6WUk&feature=player_embedded